XXIII Congreso Internacional de la Misericordia en Bogotá

XXIII Congreso Internacional de la Misericordia en Bogotá

Como Familia Espiritual celebramos el  XXIII Congreso Internacional de la Misericordia y la fundación de nuestra Obra Casa de la Misericordia en la ciudad de Bogotá en el Mes de Octubre .

De  gran gozo y  alegría  fue la realización del XXIII Congreso Internacional de la Misericordia que se realizó del 12 al 14 de octubre,  y contó con la participación de delegaciones de Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Brasil, Honduras y de  las sedes en Colombia  donde nuestra obra hace presencia. 

Días de celebración, fraternidad, alabanza, oración, predicación   y gratitud  al Señor en los que expresamos como lo dice el Salmista:  “ El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres”. Son 30 años en los que hemos podido crecer como comunidad  en gracia, y extender a lo largo del continente este  fuego del Amor Misericordioso de Dios a través del carisma de nuestra obra, dando testimonio de la experiencia del Amor Misericordioso del Padre a través del  encuentro orante con la Palabra de Dios.

Cuatro días de Congreso, en los que pudimos compartir  experiencias de lo que Dios ha hecho en la vida de quienes desde este apostolado y misión,  sirven al Señor llevando el Amor Misericordioso de Dios Padre a sus países y regiones.

Momentos de gran bendición se vivieron desde la  apertura del Congreso  Internacional en la Parroquia San Pedro Apóstol el 11 de octubre, que conto  como invitado especial con  Monseñor Juan Vicente Córdoba Villota ( Obispo de Fontibón), y  el Sábado 12 de Octubre  en el  Colegio Salesiano León XIII Carrera 5 No. 8-36 Centro Histórico de la Candelaria con la presencia de Monseñor Daniel Falla (Obispo de Soacha).

El Domingo 13 de Octubre a las ocho de la mañana se realizó un Acto de reparación y Consagración al Sagrado Corazón de Jesús en la plazoleta de los Mártires, frente a la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, Templo del Voto Nacional. Posteriormente, unidos a la convocatoria y  llamado del Papa Francisco por el  Mes Misionero Extraordinario,  nuestra comunidad misionera, de iglesia en salida ofreció el Santo Rosario por las calles de la Candelaria en la zona del Centro histórico de Bogotá que culmino en la Catedral Primada,  en el Corazón de la capital colombiana con la Solemne Eucaristía de clausura del Congreso  presidida por  Monseñor Luis Manuel Ali( Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Bogotá). Finalizamos este gran encuentro con    una tarde cultural, fraterna de integración y celebración con las delegaciones de nuestra querida Familia Espiritual,   muestras típicas de las regiones donde hacemos presencia,  un momento de predicación  y oración a la Divina Misericordia  por nuestra ciudad,  por el sector de nuestra parroquia y comunidad parroquial de San Pedro Apóstol, donde nacimos en la ciudad de Bogotá el 11 de noviembre de 1989.

 

Concluimos el XXIII Congreso Internacional de la Misericordia unidos  al mes misionero para toda la Iglesia Católica decretado por el Papa Francisco, con la alegría de reunirnos como familia Espiritual y Asociación de Fieles Laicos, en una celebración que  fue una experiencia de misión para todos,  como Jesucristo es la respuesta del Padre, el envío  del Padre amoroso para todos, y como él nos envía a hacer la misión en nuestros hogares en nuestras ciudades, en nuestros ambientes de trabajo. Un momento de encuentro fraterno en Bogotá y de inmensa  gratitud a Dios por el regalo de esta obra que ha colocado en nuestras manos, y con el compromiso hoy del urgente llamado misionero, que tenemos que asumir como bautizados. El Señor nos envía con su misericordia a todo barrio,  y ciudad, para ser  testimonio, e  instrumentos de la misericordia de Dios que llevamos en el corazón como los discípulos de Emaús. El Señor nos envía con su misericordia, para que llevemos ese fuego a tantos corazones heridos que necesitan ser tocados y  sanados.

Dios bendiga al Equipo de la Casa Madre, Cristo Te Sana en Bogotá, a la Pastoral Nacional, al padre Edgar Alarcón ( Asesor de esta sede), por su apoyo, confianza y cercanía.  Nos despedimos con el deseo de  encontrarnos nuevamente en  el 2020 en Medellín,  donde se realizara el   XXIV Congreso Internacional de la Misericordia.