Cardenal Urosa: Participación del Vaticano le toca definirla a Gobierno venezolano y oposición

Cardenal Urosa: Participación del Vaticano le toca definirla a Gobierno venezolano y oposición

JorgeUrosa AutorElGuardianCatolicoEl Arzobispo de Caracas (Venezuela), Cardenal Jorge Urosa Savino, consideró oportuna e importante una posible participación de la Santa Sede en el diálogo entre el Gobierno y la oposición, pero aclaró que esto es algo que "le toca a las partes definirla".

En un artículo publicado en El Guardián Católico, de Miranda (Venezuela), se informó que ayer, en conferencia de prensa, el Purpurado consideró de suma importancia "una posible participación de la Santa Sede en el intento de diálogo para la resolución de los problemas que tenemos actualmente en Venezuela". La participación del Vaticano, indicó, es "muy importante, oportuna y de gran valor, pero le toca a las partes definirla".

En ese sentido, en relación a los elementos que debe contener este posible diálogo, el Cardenal Urosa señaló que no es potestad de la Iglesia determinarlos sino de los sectores involucrados. "Debe haber un método, un programa. Existen elementos y condiciones que debe contener, pero la Iglesia no los determina", indicó.

Estas declaraciones se dieron luego que la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), presentara el comunicado "Responsables de la paz y del destino democrático de Venezuela", donde denunció que el origen de la crisis está en el intento del Gobierno de instaurar un sistema totalitario a través del "Plan de la Patria".

El Arzobispo explicó que este comunicado "es un llamado a todos los actores políticos, y de manera especial al Gobierno que es quien marca el ritmo en el país, a la necesaria rectificación de políticas y conductas para que se conduzca a la normalización de la vida social y política de Venezuela".

Recordó que "como Iglesia no nos alineamos con ninguna parcialidad política. Tenemos una independencia y autonomía propia, y actuamos como venezolanos y pastores del Pueblo de Dios".

"Queremos defender los derechos, el bienestar y la vida de los venezolanos, por eso nuestra intención es llamar a la necesaria rectificación tanto de unos como de otros, y rechazamos la violencia, según se ha expresado en el comunicado", añadió.

Dijo que el interés de los obispos es que Venezuela sea "un país de hermanos, donde todos nos respetemos independientemente de las maneras de pensar de cada uno. Estamos llamados y obligados a creer en un país donde se imponga la paz y la hermandad; donde nadie se considere enemigo del otro".

Finalmente, reiteró que el camino correcto para superar la crisis "no es la violencia, la prepotencia, la exclusión, ni la persecución política, sino el dialogo y la búsqueda del bien común".

 

Fuente: ACI prensa