Retiro de Funcionarios de la Casa de la Misericordia

Retiro de Funcionarios de la Casa de la Misericordia
Siempre apartarse, salir de la rutina, romper con los esquemas tradicionales de la función cotidiana es conveniente, tanto para el cuerpo como para el alma.  Esta oportunidad  de estar en esta escuela, de trasladarse a otra  ciudad, de descubrir otro espacio, otro clima,  conocer y compartir con personas con diferentes culturas, y pensamientos; es hacer un paréntesis , es hacer un alto en el camino y alimentar el espíritu; porque al estar en función de los demás, siempre se corre el riesgo de olvidarse de sí mismo, es por esto que fueron convocados dieciocho  personas,  13 funcionarios y 5 socios misioneros y benefactores de la obra, para vivir el taller Misioneros de la Misericordia en la casa de retiros Santa Gema Galgani de Albán Cundinamarca.
 
Nos cuentan, que esta experiencia ha sido maravillosa y la valoran muchísimo puesto que se están permitiendo un encuentro con el Señor desde el punto de vista humano y espiritual; lo ven como algo muy positivo para sus vidas ya que se encuentran al servicio del dueño de la viña.
Han tenido momento para descubrirse a sí mismos, momentos para descubrir toda la riqueza que hay en la obra del Señor, y en la Casa de la Misericordia, al proponer precisamente espacios donde se pueden formar todos aquellos que hacen parte de esta gran comunidad, donde los temas han sido muy tocantes, y directos al corazón, humanizando el cristianismo, humanizando también la palabra de Dios,  y llevándolos a reflexionar frente a la respuesta que cada cristiano  tiene como reto y también como tarea a los designios de Dios.
Es gratificante que la obra en general haya puesto la mirada en ellos, enviándolos a ese tipo de encuentros en medio de la naturaleza, ya que les permiten enriquecerse y además fortalecer el trabajo y el servicio en cada una de sus sedes.
Aprecian mucho la fraternidad y los momentos de compartir en las diferentes tareas de mantenimiento, aseo, y cocina, que viven en el retiro. Detalles que sin lugar a duda, van marcando  sus vidas y que les permite descubrir que la misericordia de Dios  se refleja en lo cotidiano de su existencia. Y que como les dice Miguel Fernández, quien es uno de los coordinadores de este retiro “El ser, se revela en el acontecer” y definitivamente cada una de sus actitudes muestra lo que hay en sus corazones.  
Nos aseguran que con todo lo que han vivido, saldrán renovados y con absoluta confianza en el señor, entendiendo que el tiempo solamente es de Él y que ellos van a actuar de acuerdo a su voluntad, no olvidando la realidad pero si dejándose guiar y trasformar.
 
Para ver algunas fotos de nuestros Misioneros, visitar nuestra red social: