Casa de la Misericordia: La "Betania" de nuestro tiempo

Casa de la Misericordia: La
Con gran alegría se acoge en cada una de nuestras sedes la llegada de uno de nuestros hermanos integrantes de nuestra obra. Independiente de su ciudad de origen, los brazos humanos siempre están abiertos para acoger a quien llega de visita.

 

 Jesús encontró en la casa de Martha, María y Lázaro, en Betania, un lugar donde experimentar la fraternidad y la experiencia de familia discipular; de la misma forma cada hermano cuando tiene la posibilidad de trasladarse a otra ciudad donde haya presencia de nuestra Casa, no duda en ir a tocar sus puertas para vivir la hermandad y la acogida.

Adriana Parra, una fiel seguidora de la espiritualidad y además testimonio viviente de la infinita misericordia de Dios manifestada en su vida y familia, ha sido servidora de nuestra obra en un tiempo cuando estuvo en Panamá y principalmente en la ciudad de Cali donde actualmente reside.

 El Señor la llevo por motivos personales a la ciudad de Medellín y no dudo en ir a visitar a los hermanos de la sede Santa Faustina, quienes le recibieron con alegría y le acogieron con la manifestación de cercanía, apoyo y cariño. Tuvo la oportunidad de estar en el Master central de la emisora virtual En Ti Confío Radio y junto con los servidores de la Casa de la Misericordia sede en Cali, a través de Skype, ofrecieron las 50 Avemarías a la Santísima Virgen María.

Damos infinitas gracias a Dios por la vida de nuestros hermanos integrantes de nuestra Obra, que de una u otra manera van entregándose al servicio de nuestra comunidad, aportando su granito de arena desde su propio testimonio, que siempre será el punto de apoyo para ser verdaderos Discípulos Misioneros de la Misericordia, y justo Adriana Parra lo ha venido manifestando ahora que apoya el trabajo en  Cali, con miras a la realización del XIX Congreso Internacional de la Misericordia.

Es así como nuestras sedes de la Casa de la Misericordia se convierten en las ´´Betanias´´ de nuestro tiempo donde el Señor sigue estando de visita y además acompañado de cada hermano que llega a ella a sentir Su presencia misericordiosa.