Santa Faustina modelo de santidad en el Tercer Milenio

Santa Faustina modelo de santidad en el Tercer Milenio

 

invitacion santa faustina-01 5

Hoy nuestra Iglesia celebra a Santa Faustina patrona de la Casa de la Misericordia a quien el Señor Jesús  nombró  secretaria de la Misericordia confiándole esta tarea durante su vida y en la vida futura. Para que diera a conocer a las almas la gran misericordia que Dios tiene con cada uno de nosotros, y las invitara a confiar en el abismo de su Misericordia.

Es una bendición para nosotros como Casa de la Misericordia celebrar hoy nuestra fiesta patronal recordando a Santa Faustina Kolwaska, quien fue elevada a los altares comenzando el tercer Milenio de nuestra era cristiana, en el año jubilar. A esta sencilla monja, sin grandes estudios, pero valerosa y abandonada totalmente en Dios, el Señor Jesús le confió una gran misión: el mensaje de la misericordia dirigido a todo el mundo. El Señor le dijo: Te envió a toda la humanidad con mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla a Mi Corazón Misericordioso (Diario No 1588).

"Te envío a toda la humanidad con Mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla a Mi Corazón Misericordioso (Diario, 1588). Tú eres la secretaria de Mi misericordia, te he escogido para este cargo, en ésta y en la vida futura (Diario, 1605)...para que des a conocer a las almas la gran misericordia que tengo con ellas, y que las invites a confiar en el abismo de Mi misericordia" (Diario, 1567).

San Juan Pablo II la canonizo el 30 de abril del año 2000 y la presento como modelo de santidad para el tercer milenio. Recordemos sus palabras: Hoy es verdaderamente grande mi alegría al proponer a toda la Iglesia, como don de Dios a nuestro tiempo, la vida y el testimonio de sor Faustina Kowalska. La divina Providencia unió completamente la vida de esta humilde hija de Polonia a la historia del siglo XX, el siglo que acaba de terminar. En efecto, entre la primera y la segunda guerra mundial, Cristo le confió su mensaje de misericordia. Quienes recuerdan, quienes fueron testigos y participaron en los hechos de aquellos años y en los horribles sufrimientos que produjeron a millones de hombres, saben bien cuán necesario era el mensaje de la misericordia.


Unámonos a su intercesión pidiendo gracias y bendiciones para nuestras familias y comunidades :

LA ORACIÓNPARA IMPLORAR

LA GRACIA DE DIOS POR INTERCESIÓN DE SANTA FAUSTINA

Oh Jesús,

que hiciste de santa Faustina

una gran devota

de tu infinita misericordia,

concéde- me por su intercesión,

si fuese esto conforme a tu santísima voluntad, la gracia de ..................., que te pido. Yo, pecador,

no soy digno de tu misericordia,

pe ro dígnate mirar

el espíritu de entrega

y sacrificio de Sor Faustina

y recompensa sus virtudes atendiendo

las súplicas que a través

de ella te presento confiando en Ti.

Padre nuestro...,

Ave María...,

Gloria...