Monseñor Pablo Emiro Salas Antelíz, Arzobispo de Barranquilla da su bendición a la labor evangelizadora de la Casa de la Misericordia en el Atlántico

Monseñor  Pablo Emiro Salas Antelíz, Arzobispo de Barranquilla da su bendición a la labor evangelizadora de la Casa de la Misericordia en el Atlántico

El pasado 10 de agosto con gran beneplácito e inmensa alegría la comunidad de la Casa de la Misericordia Hesed en Barranquilla recibió la bendición y el visto bueno para seguir trabajando en la misión de evangelizar el Atlántico,  de parte de Monseñor  Pablo Emiro Salas Antelíz  ( Arzobispo de Barranquilla), quien los motivo y animo también a seguir apoyando el Plan Misión de la Arquidiócesis.

En el contexto de los 30 años de nuestra obra agradecemos el voto de confianza de los señores  obispos donde la Casa de la Misericordia hace presencia, inspirando y provocando el deseo por el encuentro Orante con la Palabra de Dios, enseñando el Camino Diario de Oración Personal para que los bautizados encuentren su identidad filial, fraterna y misericordiosa.

Agradecemos a Senit Coa, coordinadora de esta sede, Milena González,   a los misioneros y servidores que apoyan esta tarea desde agosto de 2015, año en que nuestra obra comenzó a hacer  presencia en esta Arquidiócesis, y que iluminados por el mensaje de la Divina Misericordia dado por el Señor a Santa Faustina y arraigados en el encuentro orante cada día con la Palabra, la vida sacramental, la oración, la fraternidad, la escucha, el acompañamiento y en comunión con nuestra  Iglesia , siguen en “Estado de Misión”, visitando familias, parroquias y comunidades, para llevar la fuerza transformadora de la Palabra de Dios y el dinamismo evangelizador a esta región del Caribe colombiano.