fbpx

Ha concluido la Escuela, ha comenzado la misión.

Ha concluido la Escuela, ha comenzado la misión.
Con una maravillosa experiencia de fraternidad alrededor de la mesa compartiendo el pan material, los hermanos reunidos en la primera Escuela Internacional de la Misericordia glorificaron a Dios por las múltiples bendiciones recibidas en esta experiencia que se vivió en el Valle de Antón, Panamá.

Fueron 12 días de encuentro personal con el Señor, donde Él quiso entrar al interior de cada corazón, para transformarlo, suscitando así de cada asistente, una respuesta concreta de conversión para luego ser verdaderos Discípulos Misioneros de la Misericordia.

Alabamos al Padre por la vida de cada uno de los hermanos que dijeron sí a este llamado del Señor, entre los cuales las Hermanas Misioneras del Hogar Malambo fueron un regalo que enriqueció este encuentro de fe.

Damos gracias por la vida de nuestros hermanos Miguel Salvador Fernández, Ana Isabel Casas Hernández y Juan Carlos Saucedo que bajo la inspiración del Espíritu Santo dirigieron esta Escuela permitiendo así dejar sembrada una valiosa semilla de amor en cada una de las realidades de los participantes que esperamos germine y pueda dar mucho fruto en cada espacio y lugar donde el deseo misionero les pueda llevar.