fbpx

Francisco Bermeo : " Nutrirnos con la Palabra, para ser alimento y eucaristía, para los hermanos".

Francisco Bermeo :
Durante su enseñanza:" Nutrirnos con la Palabra para ser alimento y eucaristía, para los hermanos", Francisco "Pacho" Bermeo, nos exhorto: !Mientras más experiencia de Dios, tenemos que ser mejores seres humanos!, y a reconciliarnos con nuestro pasado.
Apartes de la enseñanza:
!Mientras más experiencia de Dios, tenemos que ser mejores seres humanos!
La oración a veces, se convierte en una excusa para la gente fanática que no se puede relacionar con los otros, si no hace eso en su vida cotidiana su oración no es creíble. Por eso cuando Ezequiel recibe el rollo de la Palabra, le supo como a miel y lo capacitó para ser presencia de Dios entre los otros.
Usted es una hija de hombre, con una realidad humana y su experiencia de fe no puede ser para huir de su realidad. El Capítulo 2 del Éxodo, nos cuenta el perfil histórico de Moisés. Dejar de huir de su propia historia y reconciliarse con su pasado. En la Iglesia católica no podemos seguir teniendo gente que huye de su historia, lo que usted vivió en el pasado lo sana usted. Reconciliándose con su pasado y con la tierra prometida que se llama Jesucristo, la misericordia de Dios lo sana.
Dios los manda a ser pan partido para los suyos, para su historia, no para un pueblo distinto.
Para poder ser pan partido tengo que abrir la boca y tragarme el rollo, alimentarme de la Palabra. Recordar lo que dice Isaías en el capítulo 55. Si nos alimentamos de la Palabra, de la Escritura, ella tiene gran poder para convertirnos en personas que dan luz y amor, entonces podemos salir para alimentar a los nuestros.
Cual fue la última vez que le dijo a los suyos que los amaba?. Si tanta ida al grupo y oración, no los ha ayudado para decirle al otro perdóname. Usted no se ha encontrado con Dios; porque el mandamiento de Dios es: " Amarnos los unos a los otros". Aproveche este encuentro, para encontrarse con el Dios de la misericordia, y así volver a encontrarse con los suyos.
Finalizando su enseñanza Pacho Bermeo nos invitó a hacer oración....
Pidamos Señor que nos bendiga como Ezequiel que no quería ir a los suyos. Bendícenos Señor como Ezequiel, llenándonos de tu rollo, de Tu Escritura. Que este fin de semana, el poder de Tu Palabra nos capacite para ser portadores de amor y misericordia a los otros. Aquí estoy para ti, especialmente para esas personas de nuestra familia, de nuestro entorno que en vez de acercarnos, queremos alejarnos.
Ayúdanos a ser Eucaristía para los hermanos, hombres que escuchamos y ponemos en practica la Palabra. Vivimos en un entorno, de una gran hambruna. Necesitamos recuperar nuestra historia para reconciliarnos con nuestro pasado, pero también para ir a buscar a los nuestros. Háblanos Dios que te necesitamos.