Chocó, nos recibe con los brazos abiertos

Chocó, nos recibe con los brazos abiertos
Con gran alegría celebramos otro sueño que se nos ha cumplido; Monseñor Julio Hernando García Peláez obispo de Istmina chocó nos ha abierto puertas a nuestra comunidad casa de la Misericordia.

Un lugar con alrededor de 25.351 habitantes esperando ser tocados y llamados por la Palabra de Dios; es un gran signo en el año jubilar de la misericordia poder trabajar en el departamento más pobre necesitado de Colombia donde más hambre se padece, donde más injusticia social posiblemente hay en esta región, pero a la vez es el más hermoso por su gente y sus riquezas naturales.

En el mes de noviembre daremos inicio a la misión con la ayuda de tres misioneros Jessica Amaya, Viviana Barreto y Jhon Bernal serán enviados a fundar una nueva sede y una nueva esperanza en el corazón de los chocoanos  

Aspiramos seguir enviando Misioneros a esta zona del país porque son estas situaciones de pobreza donde la misericordia debe llegar, oportunidad muy grande para jóvenes Misioneros para que allí se encuentren con esta realidad y descubran el gran amor que Dios les tiene a ellos y a toda la potencialidad que cada uno de ellos pueden dar a los demás.