Así se vivió el 18º Congreso Internacional de la Misericordia - Sábado en la tarde

Así se vivió el 18º Congreso Internacional de la Misericordia - Sábado en la tarde

La Jornada de la tarde dio inicio con los Talleres, la Hora de la Misericordia y la Exposición del Santísimo Sacramento por el Padre Héctor Ayala asesor espiritual de la Casa de Ibagué. Un momento de especial adoración colocando a los pies de Cristo la vida de todos los presentes, un momento especial de oración.

Finalizando la tarde el Padre Ricardo Giraldo Munera, asesor espiritual Nacional de la Casa de la Misericordia nos acompañó con su charla: "Construyendo Cultura de la Misericordia". Durante su intervención nos dijo: El Papa Juan Pablo II nos dejó una marca para nosotros en América y para el mundo con dos documentos, para los que estamos en América Latina la carta llamada "Ecclesia in América", donde ya hablaba y reclamaba una nueva evangelización y la otra carta "Tertio Millennio Ineunte", la que nos la regalo al iniciar el Tercer Milenio, después de que toda la gente estaba asustada, el Papa nos invitaba a recibir el nuevo Milenio, con esperanza y allí planteaba la necesidad de una nueva sociedad, una sociedad que no la iba a construir el mundo con su técnica, ni con su ciencia, sino las comunidades que sabían vivir el ágape, el amor, dándonos incluso unas pautas que nosotros ya llamamos espiritualidad del ágape. Benedicto cuando toma las riendas de la Iglesia comenzó a caminar y nos dijo, caminemos con el amor, todas las ideologías y las filosofías que hay en el mundo, no hacen nada si el hombre no se encuentra con un Dios que es amor, en su primera encíclica "Deus Caritas Ets" (Dios es Amor).

Ese Dios amor, nos dijo durante su predicación, le da esperanza a la humanidad, y la humanidad no puede tener esperanza en sus ideologías, en su economía, en su poder, en sus balas, la esperanza la puede tener solamente en Dios. Por eso, el Papa Benedicto en esas cartas primeras "Spe Salvi" (Salvados en esperanza), nos colocó la imagen o modelo de una persona que sabía construir una sociedad siendo nada, siendo muchacha de servicio, siendo esclava pero que había descubierto el amor, al Padre Misericordioso, un padre que no le atacaba, que no le destruía, que no la hería, sino que la sanaba, la bendecía, la animaba, el testimonio de la africana Josefina Bakhita. Así entonces nos deja Benedicto y llega Francisco y si uno capta desde que era el Cardenal Bergoglio nos está trazando la necesidad de una sociedad basada en la misericordia.

Estamos aquí por misericordia, por eso tenemos que reconocer que la misericordia es la esperanza para la humanidad. Nosotros que estamos pendientes en Colombia de los diálogos de paz, de la situación de Siria? La Misericordia será la única esperanza. El declive económico en Europa y la caída del dólar en los Estados Unidos, tenemos que reconocer que la misericordia es la única esperanza de la humanidad para los hermanos que vienen de otro país, la misericordia es la única esperanza para tu nación, la única esperanza para mi vida, para mi corazón, pero eso me lleva a mirar una tercera idea Cual será la respuesta al amor de Dios? Y me lleva a recordar a Pedro que le dice yo soy nada no hemos pescado nada, pero por amor a ti echare la red.

La fe es la respuesta que el hombre debe dar al amor de Dios, la fe no solo es hablar al estilo Tomista ver lo que no creemos, la fe es una respuesta, es una actitud, de seguridad en aquel que sabemos no nos defrauda, por eso el Papa Francisco en la "Lumen Fidei ( la luz de la fe)" nos hace entender muy bien que quien cree ve, tenemos que mirar el gran amor de Dios que se manifiesta hasta el extremo, la Cruz de Jesús, y por eso Jesús es creíble.

Durante su intervención nos presentó también la cita Mt 5, 1-12 con las Bienaventuranzas no entiende a veces lo que pasa con la persona y Jesús de un modo que cambia los valores dice felices los pobres, los que tienen hambre, los que lloran y culmina con una tarea para llegar a esa felicidad la tarea es la misericordia. Si queremos un mundo nuevo, la tarea es la misericordia, por eso el Señor se lo decía a Santa Faustina, "la humanidad no encontrara paz, hasta que venga con confianza a mi misericordia" ( DSF No 300) y por eso entonces nosotros nos reunimos aquí, no para hacer un acto de piedad bonita ante la imagen o un acto de piedad bonita rezando una coronilla, sino asumiendo a Jesús Camino, Verdad y Vida. Asumiendo la misericordia como un modo de vivir en nosotros.

La misericordia esa misericordia que se ha manifestado en los sacramentos, en la eucaristía por la cual el señor me alimenta diariamente, y me da fuerzas. Esa misericordia que se manifiesta en el sacramento de la confesión. Sumerjámonos en cristo a través de la palabra, los sacramentos en esta Iglesia Católica para que en nosotros se haga realidad lo que decía el Papa Francisco, el orgullo de ser católico y la alegría de transmitirlo. Nosotros tenemos que acuñar la Nueva Cultura de la Misericordia en nuestras familias y sociedad.

Finalizando la tarde el Ministerio musical de la Casa de la Misericordia de Cúcuta: "Shalom", hizo el lanzamiento de su nueva producción musical "Sumergidos". Una producción de unidad para toda la Casa de la Misericordia. Cada tema ha salido de una vivencia única e interior de cada uno de los integrantes con el Corazón de Jesús y es una gracia del Señor poderla compartir con todos, dijo Rosa Osorio, Coordinadora de la sede.

La presentación incluyo temas como: "Yo quiero aprender a sumergirme en tu corazón". Una canción a María Madre de la Misericordia, convencidos de la necesidad de sumergir nuestra vida en el corazón de Jesús que nos invita a mirar también el corazón amante de María. Dulce Madre le decía Santa Faustina, sobre ti modelo mi vida, Madre de Misericordia, que tu manto sea una coraza de protección sobre nosotros y que tu dulce presencia, nos lleve al corazón amante de Jesús.

"Delante de Ti", un tema que coloca el Corazón del hombre en el corazón de Jesús. " lo que se cumple por amor", un tema como lo dijo Frank Ureña, uno de sus integrantes: estábamos con Rosita y le decían regálame algo para poderle componer al Señor y el padre Ricardo dijo, lo que se cumple por amor no es pequeño, es un canto en el que nos vemos retratados todos como lo hizo Santa Faustina. No es la grandeza de la obra lo que premiaras, sino la grandeza del esfuerzo. Lo que se cumple por amor no es pequeño, lo que se cumple por amor tú lo premiaras.

Finalizaron su presentación con el tema de esta nueva producción musical "Sumergidos en la Misericordia de Dios". Sumergidos en el amor de Jesús que me levanta, sana y fortalece. La experiencia de esta nueva producción musical " Sumergidos", en es la experiencia nuestra lo dijo otros de sus integrantes coordinador del Ministerio, quien dio sus agradecimientos a los socios, a Juan Carlos Saucedo fundador de la obra, a Miguel Fernández coordinador de pastoral Nacional, al Padre Ricardo y a Rosa Osorio coordinadora de la Casa en Cúcuta, quien les dio su voto de confianza y también recordó a Fabiolita quien impulso el ministerio desde sus inicios y apoyo las primeras semillitas del Ministerio Shalom, que hoy ofrecen esta producción fruto de su experiencia con la Misericordia, de la Escuela de Santa Faustina y de la labor que la obra realiza en la ciudad de Cúcuta.

El primer día, el Congreso terminó con un acto cultural, la "Noche Tolimense" con la Banda Papayera de la Sexta Brigada del Batallón de Ibagué y con la presentación del dueto de los hermanos Cazallas y la degustación de las achiras y del masato Tolimense.

El segundo día del Congreso Internacional conto con la animación musical del Ministerio Divina Misericordia de la Casa de Bucaramanga. La jornada la abrió el laico Salvadoreño Salvador Melara con la predicación " El Laico en estado permanente de Mision", quien durante su intervención nos habló del mandato misionero que el Señor nos ha hecho a todos en el Evangelio de San Mateo 28,18 – 20 y de la necesidad que tenemos en este momento los laicos de estar bien formados, para poder ser auténticos discípulos y misioneros.

También iniciando la mañana, tuvimos la oportunidad de realizar el camino diario de oración personal que fue dirigido por Juan Carlos Saucedo y Miguel Fernández un momento de especial bendición para todos los participantes Juan Carlos Saucedo nuestro fundador: El encuentro orante con la Palabra está cambiando vidas. Si tú haces que una persona se encuentre con la Palabra, esa persona se encuentra con los sacramentos, esa persona reza el rosario, esa persona reza la coronilla; pero primero se encuentra con Jesucristo Palabra Viva, esa es la dinámica de contagiar a los otros lo que la Palabra ha hecho en nuestro corazón. La Casa de la Misericordia esta respondiendo al llamado que nos hace nuestra Iglesia, que nos hacían los obispos en Aparecida, y a la petición de producir misioneros de la Misericordia.

Durante la mañana también el laico Salvador Melara nos acompañó con la predicación "Enviados a vivir y anunciar la Misericordia en la Familia", en la que nos recordó que la Iglesia nos enseña que la Familia es la iglesia doméstica, que la familia está constituida por un hombre y una mujer para que puedan procrear. Ahora las familias se están destruyendo. Por eso como católicos, tenemos una responsabilidad seria especialmente los padres de orientar, y ser los verdaderos guías de los hijos. Los padres somos los primeros responsables en educar a los hijos. Nosotros como familia tenemos vivir una espiritualidad. Que nuestras casas sea un lugar donde se ore, donde se instruya a los hijos en el camino de la fe, donde se lea Palabra de Dios.

A los hijos hay que enseñarles la palabra de Dios todos los días, enseñarles a orar. Hay gente que vive de manera hipócrita que en la casa son una gente y en la iglesia otra, y no ayudan a vivir un testimonio de vida cristiana. Cuando nosotros somos modelo, la gente observa y pregunta y quiere saber porque ustedes son diferentes. Tenemos que aprender a vivir esa espiritualidad en nuestras casas, que cuando la gente llegue diga así como dijo Pedro, que bien se siente aquí y no se quieran ir.

Sus casas tienen que ser un lugar, donde Cristo este glorificado. Por eso nos dijo, el deber de los padres es educar a los hijos con el buen ejemplo y tomar la decisión clara de que a quien vamos a servir; a Dios o al mundo, recordando la cita de Josué 24, 14 -15: Tengan pues temor a Yave y sean fieles cumplidores y fieles en servirlo, dejen a un lado esos dioses que sus padres adoraron en Mesopotamia y en Egipto y sirvan solo a Yave. Que todos podamos decir : Yo y mi casa, serviremos al Señor, y terminó su enseñanza exhortándonos, a que si queremos tener amor a Dios nos llevemos a la Santísima Virgen María a nuestras casas, porque a María se le llama Madre de Misericordia, ella es la madre de Jesús, que es la Misericordia Encarnada para redimirnos de nuestros pecados.

Durante la programación de este día se compartió el Taller misioneros de la Misericordia la primera parte a cargo de Andrés Rúa Zea, coordinador de la Casa de la Misericordia de Medellín quien nos dio la enseñanza: La Naturaleza del Proyecto  1. Porque un proyecto denominado Misioneros de la Misericordia?

La palabra Misión la hemos escuchado desde muchísimo tiempo, una novedad nuestro énfasis como comunidad como Casa de la Misericordia llevar los hermanos a vivir la experiencia del encuentro personal con un Dios que es Rico en Misericordia, así nos lo relata la Sagrada Escritura, así nos lo presento Jesucristo la misericordia encarnada y como lo dice el lema de nuestro congreso, nosotros hemos creído en la misericordia y de eso hablamos, uno habla de lo que cree, de lo que está convencido y para eso necesariamente tiene que haberlo experimentado.

Estamos en el 18 Congreso Internacional de la Misericordia porque en 1989 el Señor ponía en el Corazón de unos hermanos iniciar algo que en el tiempo se fue consolidando, se fue cristalizando con la pedagogía de Dios, unos hombres y mujeres de fe iniciaron en el año 1989 un camino que se ha recorrido durante estos años y se llama comunidad Casa de la Misericordia por eso estamos aquí sentados y por eso el Señor nos ha reunido , pues el proyecto misioneros de la misericordia hemos de entenderlo como una respuesta, y la respuesta a un llamado, quien llamo la iglesia llama, invita y la Casa de la Misericordia responde con que con el proyecto misioneros de la misericordia.

El Proyecto misioneros de la Misericordia es respuesta clara, concreta a un llamado de nuestra Madre la Iglesia, estamos en el año de la fe y en este año tendrá que renovar en nosotros la fe del encuentro personal con Cristo. Surge la pregunta cómo, donde cuando vivo el encuentro personal con Cristo, nuestra vida cambia cuando le damos la oportunidad que el venga a cambiarnos por eso todas las mañanas le decimos Oh Jesús mío transfórmame en ti .Misioneros de la Misericordia es la respuesta a un llamado de la Iglesia, de vayan y anuncien.

El Proyecto Misioneros de la Misericordia es una Invitación a despertar la solidaridad venciendo el egoísmo y la indiferencia. El proyecto Misioneros de la Misericordia necesariamente tiene que despertar en nosotros un valor que es la solidaridad. Uno de los grandes contrarios de la solidaridad es la indiferencia, el egoísmo. Porque nosotros que ya estamos aquí tenemos una tentación yo ya estoy aquí yo ya soy socio, yo ya voy a la koinonia, yo ya voy al grupo juvenil, yo ya estoy con Dios, yo ya lo conocí, los demás pues que cada uno busque como lo busque yo. Es una tentación que tenemos, entonces tenemos que pedirle a Dios que nos de la gracia de vencer el egoísmo, vencer la indiferencia. El gran empeño de nuestra hermana santa Faustina, apóstol y secretaria de la misericordia fue siempre la salvación de las almas, que las almas se perdieran y hemos leído en el Diario lo que le dijo Jesús: Hija la salvación de muchas almas en el último minuto dependió de tu oración.

Para vencer la indiferencia en nuestro proyecto Misioneros nosotros hemos tomado un pasaje de las sagradas escrituras en el libro del Génesis 4, 9 un día el Señor Yave le preguntara a Caín hola y donde está tu hermano? La respuesta de Caín fue una respuesta de total indiferencia fruto del egoísmo, una respuesta que sale de un corazón dividido, partido, enemistado...Acaso soy yo el guardián de mi hermano? Esa fue su respuesta...

La humanidad entera gime y sufre con dolores de parto esperando la manifestación de los hijos de Dios Romanos 8, 18 ....hijos de Dios somos todos, no todos los que nos reconocemos hijos de Dios y no vivimos como hijos de Dios. Esos que están sufriendo, están esperando que nosotros nos manifestemos, el mundo está gimiendo con dolores de parto porque está esperando que nosotros despertemos.

En nuestro proyecto misioneros nos hemos encontrado con una realidad preocupante BAMAFU grupo llamados católicos que solo arriman por el templo solo cuando hay un bautizo, matrimonio o funeral. Otro 17% dominguero, que va a misa el domingo y en la semana hace tiros al aire, pero en la semana vivo como cualquier pagano, una doble vida una cosa que celebra y otra como vive. Hay un mínimo 3% hemos denominado católicos en vía de extinción este puñadito que estamos en Ibagué., el que con sus luchas, limitaciones, no porque ya seamos santos queremos seguir pegados Dios con la eucaristía, el rosario.

Algunos de nosotros viven como en el intenso calor del verano como en un desierto, en un sofoco, en una sequedad como el cactus, otros en el frio como en un invierno espiritual y entonces necesitamos llevarlos a la nueva primavera espiritual es posible y todo parte y comienza cuando empezamos a renovar nuestro encuentro personal con Cristo y eso solo es posible con la oración personal.

Rosa Osorio coordinadora de la Casa de la Misericordia de la ciudad de Cucuta compartio otra parte del Proyecto pastoral de la Casa de la Misericordia Misioneros de la Misericordia: La Oracion personal para sanar, crecer y orientar de la que nos dijo: Que la oración con la Palabra le ayuda al orante a encontrarse con su realidad humana y espiritual, a experimentar en lo profundo de su ser ese crecimiento sanación de la vida y esa orientación de la vida para dar una respuesta a Dios.

Orar es una necesidad vital, porque si nosotros no oramos no nos dejamos llevar por el espíritu, si no oramos empezamos a caminar en la esclavitud del pecado, en el sin sentido de la vida, en la amargura, en la tristeza, en el desánimo, tenemos muy malas relaciones interpersonales.

La oración tiene que ser un dialogo permanente y personal con una persona, con Jesús

Los que tienen responsabilidades grandes en la iglesia se sumergen en un activismo y cuando un alma no ora se va encontrando con el cansancio, con el desánimo, con la amargura. Se va la alegría y la fuerza, y entonces los que estamos al frente de las comunidades nos volvemos anti testimonio, la oración personal es una experiencia.

El camino diario de oración personal nos trae respuesta a esa necesidad diaria de orar, todos necesitamos orar en ese encuentro personal con Dios cada mañana, en un espacio especial, vital yo no puedo empezar mi día sin haber hablado con el ser que más amo, que más me ama, y eso nos tiene que pasar con Dios, buscarlo con avidez en su palabra que es la Voz para mi alma.

El domingo también vivimos un momento especial de Tributo a la Santísima Virgen María con la oración del Ángelus, el canto del Ave Maria y velas encendidas, organizado por los jóvenes de la Casa de Ibagué y el padre Héctor Ayala ( Asesor Espiritual Casa Ibague). Un acto especial en honor a nuestra madre del cielo, y el acompañamiento musical del Ministerio Divina Misericordia de la Casa de la Misericordia de la ciudad de Bucaramanga, que inicio con una procesión solemne.

La tarde del domingo inicio con una animación musical por el Ministerio Divina Misericordia de la Casa de la Misericordia de la ciudad de Bucaramanga y con el Taller Misioneros de la Misericordia – Segundo Bloque con la intervención del coordinador Nacional de Pastoral Miguel Fernandez y el tema : "Nuestro Método", del proyecto Misioneros de la Misericordia .

Durante su participación, Miguel Fernández dijo que el método del Proyecto Misioneros de la Misericordia, se trata de algo sencillo, pero también eficaz. Tenemos nosotros en este Proyecto de los Misioneros, un arma poderosa para ir al combate, y esa arma es nuestra propia experiencia de encuentro cotidiano con el Señor a través de su palabra.

Pidió a todos los participantes tomar el libro Misericordia día a día, llevarlo al corazón y darle gracias a Dios por este regalo, que es un regalo grande, que nos salva la vida. Es la Palabra de Dios, expresemos al Señor cuanto agradecimiento hay en nuestro corazón por el regalo de su Palabra.

Del mandato misionero de Mateo 28,18-19, nos dijo que un discípulo de la misericordia, un misionero de la misericordia ve en este mandato un criterio para examinar su conciencia, nosotros ante el señor de la misericordia tenemos que aceptar esa triste limitación, esa indiferencia de quedarnos callados, el Señor le dice a Santa Faustina: Si tu no haces la obra de la Misericordia, el día del juicio me responderás por un gran número de almas. Esto para Faustina fue fuerte decisivo, porque ella le expresaba los mismos temores que nosotros, o como lo hizo Moisés es que no se hablar es que soy un tartamudo, es que soy débil y le hacemos al señor un listado de incapacidades, para justificar el quedarnos encerrados en nosotros mismos y no salir a compartirlo.

El concilio Vaticano II estaba preocupado porque la palabra de Dios, por un cuidado pastoral de nuestros obispos. Era algo que solo podían comunicar ellos;, pero por la constitución Verbum Dei todos los fieles tienen que tener amplio acceso a las sagradas escrituras.

Y este camino quiere que la palabra llegue a nuestro corazón. El concilio ha promovido metodologías posteriores para que esa palabra llegue a nuestro corazón y eso fue lo que la Casa de la Misericordia encontró en el año 1996, cuando ofreció un método para que nos encontremos con esa palabra. En la página 7 del libro Misericordia día a día, encontramos nuestro método sencillo y eficaz, que tiene por nombre: "Un camino diario de oración personal", el mensaje es claro se trata de caminar y caminar diariamente, hoy la palabra que a mí me tocó el corazón, decía ....... Ciertamente en este camino eso es fundamental caminar, no detenerse, avanzar y por eso el método, nos ofrece unos pasos.

La jornada de la tarde del segundo día del Congreso Internacional fue un momento de gran bendición con la presentación de una obra de Teatro de los jóvenes de Ibagué y la Hora de la Misericordia dirigida por el padre Ricardo Giraldo Munera ( Asesor Espiritual de la obra).

Juan Carlos Saucedo, Fundador de la Casa de la Misericordia presento nuevos Misioneros de la Misericordia. A Oscar y Jackeline, que están llevando la Palabra de Dios a través del Misericordia día a día, en 40 ciudades del Paraguay; enseñando el método de oración. De esta experiencia ellos dijeron que era una gracia especial venir a compartir en este 18 Congreso Internacional, entre la misericordia de Dios no hay fronteras, el amor es lo que reina entre nosotros.

También estuvo presente el padre Gonzalo de Chile, que trabaja con el apostolado de la Asociación privada de fieles de la Divina Misericordia, quien dijo que se alegraba mucho cuando se encuentra con hermanos de todas partes y cuando nos detenemos a contemplar a un Dios que se inclina a nosotros, un Dios que pone su mirada en nuestra pobreza, en nuestra miseria, y en nuestro pecado.

Juan Carlos también dio los agradecimientos en este momento a todas las delegaciones presentes de Venezuela, Panamá, Costa Rica, Tuluá, Villa Nueva San Gil y a Ibagué por acoger esta experiencia y encuentro de la Misericordia.

La tarde estuvo acompañada por la Solemne Celebración Eucarística presidida por Monseñor Flavio Calle Zapata – Arzobispo de Ibagué y la animación musical del ministerio de Ibagué. Durante su homilía Monseñor nos dijo: "Que la fe siempre es premiada por Dios, es un gran mensaje del Año de la Fe. Sea poderoso, humilde, rico o pobre, el que cree agrada a Dios. En el Salmo respondíamos el Señor se complace de todos nosotros, el agrado de Dios es conquistar el corazón del hombre, Dios todo poderoso, sin embargo persigue el amor de un pobre hombre, y Nahaman creyó y fue premiado y dijo no voy a ofrecer holocaustos y sacrificios a ningún otro Dios, sino al Señor. San Pablo nos invita en la Segunda lectura, en la Carta a Timoteo nos invita a la fe estable, permanente, a ser fieles, nos dice si hemos muerto con Cristo viviremos con El, la fidelidad es premiada con la vida eterna. Si con el sufrimos reinaremos con El, estabilidad, perseverancia, continuidad, fe, esto vale predicarlo y recordarlo en esta cultura de la fe frágil, superficial, de la fe que se cambia, se quita hoy y se pone mañana, de tantos católicos débiles. Hoy el Papa decía que teníamos que definirnos y ser católicos de un rato o católicos de toda la vida.

San Pablo nos invita a mirar lo que el Señor nos promete como un aliento para perseverar firmes en la fe como nos lo dice en la Carta a los Efesios cuando nos invita a equiparnos con la armadura de Dios. El evangelio es un llamado a la gratitud, la gratitud es hermosa, el que agradece primero está haciendo un acto de justicia, segundo se está abriendo las puertas para recibir otros nuevos favores, y el que no agradece se cierra las puertas y ya no se fijan más en él. En el tiempo presente como en el de Jesús reina la ingratitud y es rara la virtud de la gratitud que es virtud cristiana y virtud divina. Con el Señor la gratitud funciono en el 10% uno de 10 diez leprosos curados, y solo uno volvió a decir gracias y si venimos a la época presente me parece que el porcentaje es más bajito todavía, somos muy amigos de pedir y la vida se nos va en pedir porque el Señor insiste en su infinita bondad es generoso de manera infinita y eterna...Cantare Eternamente las Misericordias del Señor y sin embargo no somos agradecidos. Cada uno de ustedes puede gastarse tiempo para analizarse en esa virtud y vera que ha disminuido la gratitud humana y la gratitud hacia Dios, ojala cada uno salga resuelto a ser este que volvió a agradecerle a Dios. Seamos agradecidos como Nahaman, seamos perseverantes según la indicación de Pablo a su hermano Timoteo, si vivimos con el Señor con el participaremos de la vida y con el reinaremos. Pidámosle al Espíritu Santo Padre y dador de todo don, que siembre en nuestras vidas, en nuestros corazones y en nuestras almas las palabras gracias, que sean las que más se difundan en nuestro corazón. Que esta misa sea gratitud a Dios por lo que ha hecho en nosotros, gratitud por este congreso vivido en el día de ayer y en el de hoy , gratitud por el presente y gratitud por lo que Dios disponga en el futuro.

Al finalizar su homilía dio una bendición especial a los participantes en esta versión del Congreso.

Con la alegría que caracteriza a los Caleños durante la Clausura del 18 Congreso Internacional en Ibagué recibieron la noticia que el próximo Congreso Internacional de la Misericordia se llevará a cabo en Santiago de Cali.

Así termino el Congreso, en medio de la alegría, la emoción y del gozo de las experiencias compartidas, el encuentro, los testimonios, la oración y la acción de gracias a Dios Padre Rico en misericordia por esta experiencia de la Misericordia que la Casa de la Misericordia sigue escribiendo y transmitiendo al mundo y por eso el lema de este Congreso fue: "Hemos creído en la Misericordia y de eso hablamos".

A todos gracias, a los participantes, a los predicadores, a Juan Carlos nuestro fundador, a Miguel Fernández, a los organizadores y especialmente a nuestros hermanos de Ibagué, a Anita Casas (Coordinadora de la Casa de la Misericordia en Ibague), al equipo Timón de Ibague. A todos los servidores, socios y simpatizantes que nos hicieron sentir como en casa, a los jóvenes que nos dieron ejemplo de alegría, entusiasmo, perseverancia y unidad. Dios les bendiga. Nos vemos en Cali con la ayuda de Dios en el 2015.

Con la calidez humana de los Tolimenses, su folclor y su riqueza musical, los servidores de la Casa de la Misericordia de Ibagué recibieron el pasado 12 y 13 de octubre las diferentes delegaciones de Paraguay, Panamá, Chile, Costa Rica, Venezuela y Colombia, que se dieron cita en el Colegio Tolimense de la Capital Musical de Colombia, para celebrar la versión 18 del Congreso Internacional de la Misericordia.

El recibimiento y bienvenida a todos los participantes, estuvo a cargo de la Banda Juvenil del Instituto Educativo Alberto Castilla y de la animación del Ministerio Musical de la Casa de Ibagué María de Nazaret.

Monseñor Julio Hernando García Pelayo, Obispo de Itsmina – Tadó dio apertura a la jornada con la predicación "La Misericordia es la Iglesia en movimiento" en la que nos dijo: "que la Misericordia no es un movimiento, es la Iglesia en movimiento". La acción de Dios es mostrar su misericordia al mundo entero y en esta oportunidad los convoca a ustedes y a mí a ser testigos de la misericordia para dinamizar el mundo. El señor nos ha convocado en su Divina Misericordia para ser historia, porque Dios quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Durante su intervención también nos recordó que el próximo año, en el 2014 en el mes de abril, será la canonización de Juan Pablo II, el Papa de la Misericordia y de Juan XXIII, un hombre extraordinario que puso la iglesia en movimiento.

Aquí uno no se puede echar de para atrás, esta no es una iglesia de cangrejos porque el interés de Dios es la salvación, no la condenación, por eso la iglesia movida por el Espíritu Santo en los últimos años está sintiendo un nuevo movimiento. Usted es la esperanza, que pone Dios de salvación.

Si La Iglesia está en movimiento, necesita quien la dinamice. Por eso nos exhortó e invitó a ser misioneros de la misericordia en nuestras casas y barrios; permitiendo que nuestras casas se conviertan en una Betania, como lo fue la casa de Martha, de María y de Lázaro, que abramos las puertas de nuestras casas, para que se conviertan en "Escuelas de Discípulos Misioneros de la Misericordia", en una nueva Betania. El señor nos está diciendo que ampliemos nuestra casa y la pongamos al servicio de la evangelización, de la misericordia.

La iglesia ha vivido la experiencia de los santos y de las santas, que la han dinamizado y son los grandes intercesores que claman desde el cielo. La santísima Virgen es la gran intercesora para que seamos los grandes misioneros de la misericordia.

Monseñor Julio Hernando García, quien también es el Obispo encargado por la Conferencia Episcopal como coordinador de Colombia para el Tercer Congreso Apostólico Mundial ( WACOM III), cuya sede será Bogotá – Colombia presidio la celebración Eucarística que dio apertura al Congreso Internacional.

Otro de los invitados especiales que predicó durante la mañana fue el pastor ex – protestante Salvador Melara, del Salvador, con el tema: "La importancia de la Palabra de Dios en la Oración Personal". Durante su participación conto su testimonio de vida y su experiencia de regreso nuevamente a la Iglesia Católica de lo que nos dijo: por veinte años fue miembro de una denominación pentecostal llamada Asamblea de Dios. Nació en la Iglesia Católica, pero como lo dijo compartiendo su testimonio eran católicos de cumplimiento, porque realmente no eran católicos, iban a la Iglesia pero no tenían una vivencia. En su casa nunca hubo una biblia, ni una camándula, el santo rosario nunca se rezaba. Su Familia fue una familia que no tenía un conocimiento de la Palabra de Dios, de la doctrina, simplemente iban a misa. Fundó tres asociaciones, profesor de teología en tres institutos bíblicos, y en la universidad evangélica del Salvador le asignaron una materia llamada Historia del pensamiento cristiano, en esa materia tenía que hacer una investigación del desarrollo de la teología en los 20 siglos del cristianismo, y allí, se encontró con unos personajes bien interesantes, nos contó. Me encontré con San Agustín de Hipona, al que yo no le decía santo, me encontré con Thomas de Aquino, con San Jerónimo y todos eran católicos, y se fue a una librería católica y pregunto si tenían allí algún manual para estudiar la doctrina católica y ella le vendió el Catecismo Iglesia Católica y lo leyó completico, y leyendo el Catecismo Iglesia Católica, volvió a la iglesia Católica.

Finalizó su testimonio compartiendo también la importancia de la Palabra de Dios en la Oración personal de la que nos dijo hay que orar sin desfallecer y que nos perdemos la bendición que la Palabra de Dios tiene para nuestra vida por no leerla, y por no conocerla. Nos invito a pedir a Dios bienes convenientes y con un corazón contrito y humillado sin ningún tipo de pretensiones y a dedicar tiempo media hora en la mañana y media en la noche a la lectura de la Palabra de Dios. Y como parte de su testimonio, también nos dijo que hoy su oración preferida junto con su esposa e hijos es el Santo Rosario.

La Jornada de la tarde dio inicio con los Talleres, la Hora de la Misericordia y la Exposición del Santísimo Sacramento por el Padre Héctor Ayala asesor espiritual de la Casa de Ibagué. Un momento de especial adoración colocando a los pies de Cristo la vida de todos los presentes, un momento especial de oración.

Finalizando la tarde el Padre Ricardo Giraldo Munera, asesor espiritual Nacional de la Casa de la Misericordia nos acompañó con su charla: "Construyendo Cultura de la Misericordia". Durante su intervención nos dijo: El Papa Juan Pablo II nos dejó una marca para nosotros en América y para el mundo con dos documentos, para los que estamos en América Latina la carta llamada "Ecclesia in América", donde ya hablaba y reclamaba una nueva evangelización y la otra carta "Tertio Millennio Ineunte", la que nos la regalo al iniciar el Tercer Milenio, después de que toda la gente estaba asustada, el Papa nos invitaba a recibir el nuevo Milenio, con esperanza y allí planteaba la necesidad de una nueva sociedad, una sociedad que no la iba a construir el mundo con su técnica, ni con su ciencia, sino las comunidades que sabían vivir el ágape, el amor, dándonos incluso unas pautas que nosotros ya llamamos espiritualidad del ágape. Benedicto cuando toma las riendas de la Iglesia comenzó a caminar y nos dijo, caminemos con el amor, todas las ideologías y las filosofías que hay en el mundo, no hacen nada si el hombre no se encuentra con un Dios que es amor, en su primera encíclica "Deus Caritas Ets" (Dios es Amor).

Ese Dios amor, nos dijo durante su predicación, le da esperanza a la humanidad, y la humanidad no puede tener esperanza en sus ideologías, en su economía, en su poder, en sus balas, la esperanza la puede tener solamente en Dios. Por eso, el Papa Benedicto en esas cartas primeras "Spe Salvi" (Salvados en esperanza), nos colocó la imagen o modelo de una persona que sabía construir una sociedad siendo nada, siendo muchacha de servicio, siendo esclava pero que había descubierto el amor, al Padre Misericordioso, un padre que no le atacaba, que no le destruía, que no la hería, sino que la sanaba, la bendecía, la animaba, el testimonio de la africana Josefina Bakhita. Así entonces nos deja Benedicto y llega Francisco y si uno capta desde que era el Cardenal Bergoglio nos está trazando la necesidad de una sociedad basada en la misericordia.

Estamos aquí por misericordia, por eso tenemos que reconocer que la misericordia es la esperanza para la humanidad. Nosotros que estamos pendientes en Colombia de los diálogos de paz, de la situación de Siria? La Misericordia será la única esperanza. El declive económico en Europa y la caída del dólar en los Estados Unidos, tenemos que reconocer que la misericordia es la única esperanza de la humanidad para los hermanos que vienen de otro país, la misericordia es la única esperanza para tu nación, la única esperanza para mi vida, para mi corazón, pero eso me lleva a mirar una tercera idea Cual será la respuesta al amor de Dios? Y me lleva a recordar a Pedro que le dice yo soy nada no hemos pescado nada, pero por amor a ti echare la red.

La fe es la respuesta que el hombre debe dar al amor de Dios, la fe no solo es hablar al estilo Tomista ver lo que no creemos, la fe es una respuesta, es una actitud, de seguridad en aquel que sabemos no nos defrauda, por eso el Papa Francisco en la "Lumen Fidei ( la luz de la fe)" nos hace entender muy bien que quien cree ve, tenemos que mirar el gran amor de Dios que se manifiesta hasta el extremo, la Cruz de Jesús, y por eso Jesús es creíble.

Durante su intervención nos presentó también la cita Mt 5, 1-12 con las Bienaventuranzas no entiende a veces lo que pasa con la persona y Jesús de un modo que cambia los valores dice felices los pobres, los que tienen hambre, los que lloran y culmina con una tarea para llegar a esa felicidad la tarea es la misericordia. Si queremos un mundo nuevo, la tarea es la misericordia, por eso el Señor se lo decía a Santa Faustina, "la humanidad no encontrara paz, hasta que venga con confianza a mi misericordia" ( DSF No 300) y por eso entonces nosotros nos reunimos aquí, no para hacer un acto de piedad bonita ante la imagen o un acto de piedad bonita rezando una coronilla, sino asumiendo a Jesús Camino, Verdad y Vida. Asumiendo la misericordia como un modo de vivir en nosotros.

La misericordia esa misericordia que se ha manifestado en los sacramentos, en la eucaristía por la cual el señor me alimenta diariamente, y me da fuerzas. Esa misericordia que se manifiesta en el sacramento de la confesión. Sumerjámonos en cristo a través de la palabra, los sacramentos en esta Iglesia Católica para que en nosotros se haga realidad lo que decía el Papa Francisco, el orgullo de ser católico y la alegría de transmitirlo. Nosotros tenemos que acuñar la Nueva Cultura de la Misericordia en nuestras familias y sociedad.

Finalizando la tarde el Ministerio musical de la Casa de la Misericordia de Cúcuta: "Shalom", hizo el lanzamiento de su nueva producción musical "Sumergidos". Una producción de unidad para toda la Casa de la Misericordia. Cada tema ha salido de una vivencia única e interior de cada uno de los integrantes con el Corazón de Jesús y es una gracia del Señor poderla compartir con todos, dijo Rosa Osorio, Coordinadora de la sede.

La presentación incluyo temas como: "Yo quiero aprender a sumergirme en tu corazón". Una canción a María Madre de la Misericordia, convencidos de la necesidad de sumergir nuestra vida en el corazón de Jesús que nos invita a mirar también el corazón amante de María. Dulce Madre le decía Santa Faustina, sobre ti modelo mi vida, Madre de Misericordia, que tu manto sea una coraza de protección sobre nosotros y que tu dulce presencia, nos lleve al corazón amante de Jesús.

"Delante de Ti", un tema que coloca el Corazón del hombre en el corazón de Jesús. " lo que se cumple por amor", un tema como lo dijo Frank Ureña, uno de sus integrantes: estábamos con Rosita y le decían regálame algo para poderle componer al Señor y el padre Ricardo dijo, lo que se cumple por amor no es pequeño, es un canto en el que nos vemos retratados todos como lo hizo Santa Faustina. No es la grandeza de la obra lo que premiaras, sino la grandeza del esfuerzo. Lo que se cumple por amor no es pequeño, lo que se cumple por amor tú lo premiaras.

Finalizaron su presentación con el tema de esta nueva producción musical "Sumergidos en la Misericordia de Dios". Sumergidos en el amor de Jesús que me levanta, sana y fortalece. La experiencia de esta nueva producción musical " Sumergidos", en es la experiencia nuestra lo dijo otros de sus integrantes coordinador del Ministerio, quien dio sus agradecimientos a los socios, a Juan Carlos Saucedo fundador de la obra, a Miguel Fernández coordinador de pastoral Nacional, al Padre Ricardo y a Rosa Osorio coordinadora de la Casa en Cúcuta, quien les dio su voto de confianza y también recordó a Fabiolita quien impulso el ministerio desde sus inicios y apoyo las primeras semillitas del Ministerio Shalom, que hoy ofrecen esta producción fruto de su experiencia con la Misericordia, de la Escuela de Santa Faustina y de la labor que la obra realiza en la ciudad de Cúcuta.

El primer día, el Congreso terminó con un acto cultural, la "Noche Tolimense" con la Banda Papayera de la Sexta Brigada del Batallón de Ibagué y con la presentación del dueto de los hermanos Cazallas y la degustación de las achiras y del masato Tolimense.