Arrepentíos y bautizaos

Arrepentíos y bautizaos

Hch 2,22-24.32.36-38. “Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: «Israelitas, escuchad estas palabras: A Jesús, el Nazoreo, hombre acreditado por Dios entre vosotros con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por su medio entre vosotros, como vosotros mismos sabéis, a éste, que fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios..."

Mirarán al que traspasaron

Mirarán al que traspasaron

Jn 19,30.33-37. "Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: «Todo está cumplido.» E inclinando la cabeza entregó el espíritu…"

Atraeré a todos hacia Mí

Atraeré a todos hacia Mí

Jn 12,23-24.27-33. Jesús respondió: «Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo de hombre. En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto.

María guardaba todo en su corazón

María guardaba todo en su corazón

Lc 2,46-51. “Y sucedió que, al cabo de tres días, le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas..."

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989