Misericordia Día a Día - Noviembre Diciembre 2016

Misericordia Día a Día - Noviembre Diciembre 2016

5.0/5 rating 1 vote

“Miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes” (Daniel 7, 10)

¡Jesucristo es el Rey!, esa es la meta de la vida cristiana, proclamar y vivir en nuestra cotidianidad el reinado de Jesús, eso es lo que buscamos cada día con el encuentro orante con la Palabra de Dios a través del “Camino Diario de Oración Personal.” Es maravilloso descubrir la verdad de nuestra vida a la luz de la Palabra, que nos revela la verdad de Dios para toda la creación; es así como cada día Cristo va reinando haciéndose Todo en todos. No se trata solo de proclamarlo con los labios, como Él mismo lo afirma:

“No todo el que me diga: “Señor, Señor”, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos”. (Mateo 7, 21). Es a través de la Palabra día a día como descubrimos la Voluntad del Padre Dios y logramos que Cristo Reine en nuestra vida. Nuestra “familia espiritual Casa de la Misericordia”, arde por la salvación de muchas almas, por eso hemos decidido en el contexto de nuestro proyecto pastoral y de los 20 años de Misericordia Día a Día iniciar la etapa de la Casas Misioneras de la Misericordia.

Deseamos que miles y miles le sirvan y millones están a sus órdenes y hemos descubierto que la única manera de lograrlo es animando a más Misioneros de la Misericordia, para que en medio de su cotidianidad puedan ayudar a otros a descubrir la voluntad del Padre. Lo haremos promoviendo lo que hemos denominado “Casa Misionera de la Misericordia”, en medio del tráfico, las dificultades económicas y el tiempo. Es necesario que lleguemos a nuestros vecinos, de esta manera podremos llevar a la práctica lo que hemos proclamado en el 20 Congreso Internacional de la Misericordia, realizado en Bogotá, Colombia:

“Mi Casa será llamada Casa de Oración para todas las gentes” (Mt 21, 13)

Esta es la propuesta después de haber vivido el Año del Jubileo de la Misericordia: Abrir nuestras casas para acoger a familiares, vecinos y amigos para encontrarnos con la Palabra de Dios, interceder por las necesidades y experimentar la paz, fruto del encuentro con Dios y los hermanos. La actividad se realiza una vez a la semana en la casa de la familia Misionera, se convoca, se invita a orar con la Palabra a través del Camino diario de oración personal, se hace la Coronilla de la Misericordia y compartimos la paz. Los que dirigen motivarán a los asistentes a que lean diariamente la Palabra, y con el tiempo la propuesta es irse comprometiendo en la vida parroquial, logrando muchas familias misioneras miles y miles reconocerán a Jesucristo Rey.

¡Ayúdame a salvar almas! Son las palabras que Jesús le dirige a santa Faustina en varias ocasiones. Salvar el mayor número de almas es nuestra meta, si deseas asumir este reto te invitamos a que lideres una “Casa Misionera de la Misericordia”, no importa en el lugar del mundo que te encuentres. A través del internet te prestaremos toda la asesoría para que hagas de tu casa una Casa Misionera de la Misericordia. Inscríbete en: www.casadelamisericordia.org o comunícate a cmm@casadelamisericordia.org. Unidos lograremos que millones le sirvan a Cristo Rey.

Especificaciones

  • ISBN: 97771-794-730003-120
  • Páginas: 176

Share this product

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989