Día 5 - El noble oficio de Pastor

Escrito por: P. Ricardo Giraldo s.e.s. El: Jueves, 07 Noviembre 2013. Publicado en: Novena por los Asesores

Novena al Beato Miguel Sopocko por los Asesores espirituales

Día 5 - El noble oficio de Pastor

Lectura Bíblica

El mismo «dio» a unos el ser apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelizadores; a otros, pastores y maestros, para el recto ordenamiento de los santos en orden a las funciones del ministerio, para edificación del Cuerpo de Cristo, hasta que lleguemos todos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto, a la madurez de la plenitud de Cristo. Para que no seamos ya niños, llevados a la deriva y zarandeados por cualquier viento de doctrina, a merced de la malicia humana y de la astucia que conduce engañosamente al error, antes bien, siendo sinceros en el amor, crezcamos en todo hasta Aquel que es la Cabeza, Cristo, de quien todo el Cuerpo recibe trabazón y cohesión por medio de toda clase de junturas que llevan la nutrición según la actividad propia de cada una de las partes, realizando así el crecimiento del cuerpo para su edificación en el amor.» (Efesion 4, 11-16)

Experiencia de santa Faustina

Tener el director espiritual es una gracia excepcional de Dios. Oh, qué pocas son las almas que tienen esta gracia. Entre las más grandes dificultades, el alma vive continuamente en paz; todos los días, después de la Santa Comunión, agradezco al Señor Jesús por esta gracia y cada día le pido al Espíritu Santo la luz para él. En verdad, yo misma sentí en el alma qué gran poder tienen las palabras del director espiritual. Que la misericordia de Dios sea adorada por esta gracia. (Diario 968)

Oración

Las Letanías de la Divina Misericordia. (Ver Letanías)

Oración. (Tomado de la Liturgia de la Horas, Común de Pastores)

Demos gracias a Cristo, el Buen Pastor que entregó la vida por sus ovejas, y supliquémosle, diciendo:
R/ Dadnos un pastor según Tu corazón, Señor.

Señor Jesucristo, que a través de los santos pastores sigues siendo el único Pastor de tu pueblo,
No dejes de guiarnos siempre por medio de ellos.
R/ Dadnos un pastor según Tu corazón, Señor.

Señor Jesucristo, que por medio de los santos pastores eres el médico de los cuerpos y de las almas,
Haz que nunca falten a tu Iglesia los ministros que nos guíen por las sendas de una vida santa.
R/ Dadnos un pastor según Tu corazón, Señor.

Señor Jesucristo, que has adoctrinado a la Iglesia con la prudencia y el amor de los santos,
Haz que, guiados por nuestros pastores, progresemos en la santidad.
R/ Dadnos un pastor según Tu corazón, Señor.

Señor Jesucristo, que en los santos pastores nos has revelado tu misericordia y tu amor,
Haz que nuestros sacerdotes asesores "sean ministros de la vida sacramental, animadores de la vida espiritual, educadores en la fe, artífices de comunión y reconciliación, promotores del servicio apostólico" para que por ellos continúe llegando a nosotros tu acción misericordiosa.
(Cf. Pontificio Consejo para los Laicos, Los sacerdotes en el seno de las asociaciones de fieles. Identidad y misión, Ciudad del Vaticano, 1981).
R/ Dadnos un pastor según Tu corazón, Señor.

(Se puede hacer la Coronilla u otras a la Divina Misericordia)

Oración pidiendo la gracia de un Sacerdote Asesor espiritual "según el Corazón de Dios" por intercesión del Beato Miguel Sopoćko.

Señor, Dios nuestro, que infundiste en el beato Miguel Sopoćko espíritu de verdad y de amor para dirigir a Santa Faustina y le confiaste la misión de apacentar a tu pueblo con su predicación y de iluminarlo con su vida y su ejemplo, concédenos, por su intercesión, el director espiritual que guie e ilumine nuestras Casas de Misericordia, según Tu corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de Misericordia para nostros. En Ti Confío.

Oración a la Virgen María Rosa Mística:

Rosa Mística, Reina de los Apóstoles, has que alrededor de los altares eucarísticos, surjan muchas vocaciones sacerdotales y religiosas para difundir con la santidad de su vida y con celo apostólico el Reino de tu hijo Jesús por todo el mundo. Derrama ¡Oh Madre¡ sobre nosotros, tus gracias celestiales.

Dios Te Salve...

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989