Nuestra casa de Cúcuta

"Produciendo una nueva primavera espiritual en la Iglesia"

Nuestra casa de Cúcuta

En nuestra casa, María Auxiliadora, hemos tenido la experiencia de asumir este llamado de ser "discipulos-misioneros de Jesucristo", a través de nuestro método de oración sencillo y eficaz: "un camino diario de oración personal".

En lo que ha transcurrido del año, la pastoral de nuestra comunidad ha formado a nivel interno un grupo de 30 hermanos,  entre servidores y simpatizantes. Hermanos que han dado una respuesta de discipulado y misión, llegando con ellos al corazón de la familia de socios.

Esta misión ha producido nuevos misioneros  que han brotado de la familia de socios. Con ellos hemos asumido las respectivas catequesis de formación para ser Misioneros de la Misericordia. 

En la primera catequesis tuvimos un grupo de 19 hermanos y en la segunda nos encontramos con un grupo de 10 hermanos.

Sabemos que esta experiencia está logrando transformar vidas y renovar la pastoral de nuestra comunidad. Reconocemos lo que ha hecho en nosotros el asumir dia a día la lectura orante de la Palabra. Entendemos como un querer de Dios el llamado a vivir y compartir esta experiencia con los hermanos. Nos esmeramos por ser auténticos discipulos del Señor y Misioneros de la Misericordia.