Retiro Kerigmático organizado por el CLAB para los Movimientos de la Arquidiócesis de Bogotá

Retiro Kerigmático organizado por el CLAB para los Movimientos de la Arquidiócesis de Bogotá

Dentro del Plan de Evangelización, y el clima de esperanza y regocijo por la visita del Papa Francisco a Colombia, El pasado 29 y 30 de Julio, la Junta del CLAB, realizó el retiro  Kerigmático para Movimientos y Asociaciones de Fieles Laicos que hacen presencia en la Arquidiócesis de Bogotá.

El Retiro Kerigmático  se llevó a cabo en las instalaciones del Seminario  Mayor de Bogotá, y  contó con la participación del  Monseñor Jorge Humberto Acevedo  Vicario Territorial de Santa Isabel de Hungría. Con el padre Ancizar Martínez ( Coordinador del Equipo Arquidiocesano de Primer Anuncio), Fabio Camacho (Presidente del CLAB), Guillermo Lozano (Miembro de la Junta del CLAB), la hermana Stella Marroquín del EAPA, y con Monseñor Pedro Salamanca ( Obispo Auxiliar de la  Arquidiócesis de Bogotá), quien acompañó la Eucaristía de clausura.

El encuentro que reunió más de 60  representantes de los diferentes Movimientos, Asociaciones y Comunidades de Laicos,  tuvo  como objetivo la participación en un proceso de Primer Anuncio, destinado justamente a favorecer la renovación de la  fe.  Es el primero de los diez proyectos fundamentales que ha emprendido la Arquidiócesis de Bogotá, con “El Nuevo Rumbo”, que lleva por título: “Comunidades eclesiales que se encuentran con Jesucristo”, y busca la transformación misionera de quienes sirven en  esta Iglesia en particular, a partir de la adhesión a Jesucristo  y a su proyecto del Reino.

Durante la charla introductoria Monseñor Jorge Humberto Acevedo, Asesor del CLAB, exhortó a los participantes a buscar la santidad, dejando actuar a Dios: “El Nuevo Rumbo comienza por ahí. Sin el Señor no es posible trabajar. Este retiro kerigmático, tiene la característica de propiciar un encuentro personal con Jesucristo, para permitirle al Espíritu que encienda en nuestros corazones el fuego de su amor. Es el desafío y el propósito, que antes de buscar cómo transformo al otro, está la invitación a que cada uno comience por el trabajo de su propia conversión. No podríamos hacer nada sin tener un encuentro personal con el Señor”.

Monseñor Pedro Salamanca, durante  la homilía en la eucaristía de clausura del retiro, hizo un llamado a los laicos de los diferentes movimientos, a colaborar en la gran tarea evangelizadora que el Señor le confía a la Iglesia en la Arquidiócesis de Bogotá, con la alegría que nos da  sabernos amados por el amor de Dios:“ Si queremos colaborar en la gran tarea evangelizadora que el Señor le confía a nuestra  Iglesia, el primer paso, consiste en que seamos personas transformadas por el encuentro con el amor de Dios. Personas llenas de felicidad y llenas de paz. El Papa Francisco lo ha dicho con mucha claridad : “Uno no puede ir a evangelizar con cara de vinagre”. Uno no puede evangelizar si se ha vuelto una persona amargada y refunfuñona. Y a veces nos pasa, nos vamos agriando, y nos volvemos   malgeniados, quejumbrosos y no somos esas personas que reflejamos con cada gesto, con cada palabra, la inmensa alegría que nos da sabernos amados por el amor de Dios, con un amor que nos transforma, con un amor que nos hace capaces de obrar el bien, mejor de lo que nosotros mismos nos atrevemos a  soñar”.

Motivados y con el deseo de seguir trabajando, los representantes  de  los Movimientos y Asociaciones de Fieles Laicos, terminaron el encuentro de dos días,  con el compromiso  y  la claridad, que si se quiere   la transformación misionera de la Arquidiócesis,  es necesario atender la invitación a “Dar el Primer Paso”, hacia una conversión personal auténtica, para atraer a otros con el testimonio cristiano.