Papa Francisco un llamado a la paz y a la fraternidad en su mensaje de Año Nuevo

Papa Francisco un llamado a la paz y a la fraternidad en su mensaje de Año Nuevo

saludopapafrancisconuevoaño

El papa Francisco exhortó este miércoles a las personas a que acepten las diferencias de los otros y a los enemigos a que reconozcan que son hermanos, en la misa de año nuevo dedicada a la paz mundial.

En su primera misa del año 2014, pidió por la paz del mundo y la fraternidad entre naciones. El santo Padre recordó que vivimos en un mundo en donde hay "hambre y sed de justicia", por lo cual es necesario que todos sumen esfuerzos y "palabras de fortaleza, valor y esperanza" para lograr un cambio en este nuevo comienzo.

"Todos somos hijos de un padre celestial, pertenecemos a la misma familia humana y compartimos un destino común", dijo Francisco desde la ventana de su estudio que da hacia la Plaza de San Pedro, colmada de decenas de miles de devotos, turistas y romanos.

El Papa Francisco, hizo un llamado al mundo a escuchar el grito de los pueblos que sufren, diciendo que el corazón de la humanidad parecía haberse extraviado y que muchas personas todavía eran indiferentes a la guerra, la violencia y la injusticia.

"tenemos la responsabilidad de trabajar para que el mundo sea una comunidad de hermanos respetuosos unos de los otros, que se aceptan en su diversidad y que se preocupan por los demás", agregó.

"¿Qué está ocurriendo en el corazón del hombre? ¿Qué está ocurriendo en el corazón de la humanidad?, que causa tales niveles de violencia", preguntó Francisco. "Ha llegado el momento de parar esta situación", dijo a decenas de miles de personas.

"Todos deben estar comprometidos con la construcción de una sociedad verdaderamente justa y solidaria", dijo a la multitud este miércoles, agradeciendo la gran cantidad de pancartas por la paz y globos azules.

"No una paz ilusoria", agregó, "basada en promesas frágiles humanas, o una esperanza ingenua que supone que el futuro será simplemente mejor porque es el futuro".

Durante su homilía en la misa en la Basílica de San Pedro, Francisco habló de la travesía de la humanidad en el año que comienza e invocó lo que describió como "palabras de bendición" que dijo son de "fuerza, valor y esperanza".

Al tiempo de ofrecer sus deseos de año nuevo ante la multitud reunida en la plaza, Francisco insistió en su campaña a favor de los oprimidos. Que al escuchar el "clamor de paz de los pueblos oprimidos por la guerra y la violencia", Francisco oró porque "el valor del diálogo y la reconciliación prevalezca sobre la tentación de la venganza, la arrogancia y la corrupción".