La Casa de la Misericordia se une al proyecto “ Apostolado Misioneros de la Misericordia” en la parroquia Beato Miguel Rúa del barrio el Codito

La Casa de la Misericordia se une al proyecto “ Apostolado Misioneros de la Misericordia” en la parroquia Beato Miguel Rúa del  barrio el Codito

De gran bendición para la misión y apostolado de la Casa de la Misericordia iniciando este 2018  ha sido la alianza  que desde el pasado  26 de abril, asumen tres misioneros de la obra en la parroquia  Beato Miguel Rúa del Barrio el Codito, junto con la Fundación Salud Medicina Gestionada e integrativa y la comunidad de Emaús de la Parroquia  Santa Bibiana.

Este  proyecto que se titula: “Apostolado Misioneros de la Misericordia” tiene como objetivo principal “Difundir la Misericordia de Dios para que las personas encuentren en Jesús el verdadero sentido de la vida”, promoviendo estrategias, proyectos y ayudas a la comunidad del Codito para un desarrollo integral del ser, en sus componentes espirituales y corporales”. 

La Casa de la Misericordia asume esta alianza como respuesta concreta al continuo llamado que hace la Iglesia de asumir la dimensión misionera y evangelizadora, para vencer la indiferencia, con  el compromiso de   ser Iglesia en salida como lo ha invitado el Papa Francisco.

Conscientes del regalo que Dios le ha dado a la Casa de la Misericordia,  un método de oración sencillo y eficaz: “El Camino Diario de Oración Personal” el cual se encuentra en el libro “Misericordia Día a Día”, para que bautizados, familias y comunidades vivan el encuentro personal con Jesús Palabra de Vida, y experimenten la alegría de compartirla a los hermanos.Prioridad y tarea, porque exige nuestro ardor misionero para realizarla, es decir para acompañar a los hermanos a fin de que se dejen seducir por este diálogo cotidiano, cuidando que sea un proceso organizado y perseverante que logre hacerlos testigos, y por ello, los capacite para comunicar a otros ese bien. 

El proyecto involucra a tres misioneros: Miguel, Peterson y Román,  que por un período de un año serán los articuladores de las diferentes actividades que se programen, que van  desde el proceso de evangelización, apoyo a la comunidad parroquial y a las actividades de fomento, promoción y prevención en salud que se prioricen de acuerdo a las necesidades de la comunidad.

También acompaña esta iniciativa el  grupo de Emaús de la Parroquia  Santa Bibiana,  un grupo de laicos con vocación al servicio y la evangelización  que se une a esta labor  vinculándose  con la Parroquia Miguel Rúa en diversas actividades y donaciones, y la Fundación Salud conformada por un equipo de seres humanos con competencias, dones y virtudes al servicio de los pacientes y los demás agentes del sistema, comprometidos con la promesa de generar una medicina de valor.

Pedimos a la Divina Misericordia acompañe y provea abundantemente este proyecto, y a este grupo humano de misioneros y evangelizadores que estarán acompañando y apoyando la comunidad parroquial del barrio el Codito en esta labor pastoral.