Jornada Mundial de Oración por la Santificación de los Sacerdotes

Jornada Mundial de Oración por la Santificación de los Sacerdotes
La Iglesia nos llama a organizar y a vivir intensamente la Jornada mundial de oración por la santificación de los sacerdotes el 7 de Junio, con la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.

     Preparemos esta Jornada leyendo la carta que ha enviado la Congregación para el Clero a los sacerdotes (Ver Texto, en anexo), programando un buen espacio de oración comunitaria y realizando otras iniciativas de oración. (Recuerden, no es un día para regalos como lo acostumbran el día del Buen Pastor, sino de ORACION, MUCHA ORACION). Apoyen a sus sacerdotes para ser pastores santos.

  Todo ello servirá, también, para mejorar la vida de la comunidad y para cultivar otras vocaciones sacerdotales y religiosas.

   Con tal motivo la Congregación para el Clero ha enviado una carta a los sacerdotes con un guión para compartir la Adoración Eucarística el 7 de Junio. Dice esta al inicio:

“Queridos hermanos en el sacerdocio y amigos:

Con ocasión de la próxima solemnidad del Sacratísimo Corazón de Jesús, el 7 de junio de 2013, en la cual celebramos la Jornada Mundial de Oración por la santificación de los Sacerdotes, os saludo cordialmente a todos, a cada uno de vosotros, y doy gracias al Señor por el don inefable del sacerdocio y por la fidelidad al amor de Cristo.

La invitación del Señor a «permanecer en su amor» (cfr. Jn 15, 9) vale para todos los bautizados, pero en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús resuena con renovada fuerza en nosotros, los sacerdotes. Como nos ha recordado el Santo Padre en la apertura del Año Sacerdotal, citando al Santo Cura de Ars, «el sacerdocio es el amor al Corazón de Jesús» (cfr. Homilía en la celebración de las Vísperas de la Solemnidad del Sacratísimo Corazón de Jesús, 19 de junio de 2009). De este Corazón —y no lo podemos olvidar nunca— brotó el don del ministerio sacerdotal.

Hemos hecho experiencia de que «permanecer en su amor» nos impulsa con fuerza hacia la santidad. Una santidad —lo sabemos bien— que no consiste en llevar a cabo acciones extraordinarias, sino en permitir que Cristo actúe en nosotros y hacer nuestras sus actitudes, sus pensamientos, sus comportamientos. El valor de la santidad está en la estatura que Cristo alcanza en nosotros, en cuanto, con el vigor del Espíritu Santo, modelamos toda nuestra vida…”


     UNA JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR NOSOTROS
. Es cierto que nos cuesta pedir para nosotros, pero lo necesitamos. La oración de otros hermanos, de ustedes los laicos, nos ayudará mucho en nuestra vida y ministerio.

Gracias por la oración que hagas con tu comunidad por los asesores d la Obra, por los párrocos y sacerdotes de la Diócesis y por los demás sacerdotes del mundo.

P Ricardo

Adjunto una Oración por la Santa Iglesia y los Sacerdotes de Santa Faustina (cfr Diario, 1052 y 240)

Oh Jesús mío, te ruego por  toda la Iglesia: concédele el amor y la luz de tu Espíritu y da poder a las palabras de los sacerdotes para que los corazones endurecidos se ablanden y vuelvan a ti, Señor.

Señor, danos sacerdotes santos; Tu mismo consérvalos en la santidad. Oh Divino y Sumo Sacerdote, que el poder de tu misericordia los acompañe en todas partes y los proteja de las trampas y asechanzas del demonio, que están siendo tendidas incesantemente para las almas de los sacerdotes. Que el poder de tu misericordia, oh Señor, destruya y haga fracasar lo que pueda empañar la santidad de los sacerdotes, ya que Tú lo puedes todo.

Oh mi amadísimo Jesús, te ruego por el triunfo de la Iglesia, por la bendición para el Santo Padre y todo el clero, por la gracia de la conversión de los pecadores empedernidos. Te pido, Jesús, una bendición especial y luz para los sacerdotes ante los cuales me confesaré durante toda mi vida.