Infinitas Gracias a Dios por los 28 años de la Casa de la Misericordia

Infinitas Gracias a Dios por los 28 años de la Casa de la Misericordia

El pasado 11 de noviembre un momento muy especial y significativo para la gran Familia de la Casa de la Misericordia por los 28 años de nuestra obra. Desde   las sedes y  los rincones  donde hacemos presencia en Colombia,y en otros paises,  elevamos una oración de acción de gracias a Dios por estos años de vida,  de  fecundidad espiritual, que nos ha fortalecido en la experiencia de ser discípulos y misioneros de la Palabra, hombres  de fe, de confianza y esperanza.

En la sede Cristo Te Sana de la ciudad de Bogotá, durante el retiro de servidores se vivió esta celebración con la grata compañía de nuestro fundador Juan Carlos Saucedo quien compartió como fue el nacimiento de la Casa de la Misericordia hace 28 años en la ciudad de Bogotá – Colombia en medio del grupo de oración llamado “Cristo Te Sana”: “ Estoy convencido que la Casa de la Misericordia nace porque Dios es misericordioso, porque Dios es bueno, porque Dios decidió que de su corazón brotará esta obra.  La obra nace de una experiencia del amor de Dios. Dios es Padre. Tenemos un Padre que nos ama profunda e infinitamente. No somos huérfanos, sino hijos amados de Dios. Así tu mamá y tu papá te fallen, mi amor de ti no se apartará jamás, dice el Señor”. Esas fueron las palabras que él escucho en su corazón a los 16 años ante una situación familiar difícil. Ese ese es el testimonio que durante todos estos años no se ha cansado de contar por donde Dios lo lleva. Sentirse hijo de Dios, le cambio su vida.

Damos gracias a Dios por la vida de Juan Carlos, su esposa e hijos, por su sí al Señor, y junto con él por todas los hermanos que han pasado y por los que siguen  caminando y construyendo esta bella familia. Por el testimonio de quienes hicieron las primeras piedras  vivas, por los que se nos adelantaron en el camino a la Casa del Padre y dejaron la imborrable huella de entrega, servicio y amor. Por todos los que generosamente  siguen sembrando y compartiendo el maravilloso testimonio de la misericordia, y del amor de Dios:  Por el asesor espiritual de la obra y los sacerdotes que acompañan las sedes, los coordinadores, los servidores, los socios, los simpatizantes, y los jóvenes misioneros que nos animan con su disposición, apertura, y  entrega. Nos dan el testimonio  de vivir de la providencia y nos dejan como una de las muchas enseñanzas que lo más importante es servirle al Señor , mostrarle que en la juventud podemos ser luz; y con su gozo y alegría nos permiten proyectar esa fuerza, que cuando tienes a Dios en tu corazón, la vida ya no es la misma.

Un regalo la presencia del padre Pedro López, hijo espiritual del padre Jairo Nicolás Q.e.p.d,  de la comunidad San Pedro Apóstol y de los hermanos de la comunidad Casa de la Misericordia en sus inicios, quien nos acompañó en la celebración eucarística.

Tantos años de compartir, de aprendizaje, de aciertos y desaciertos, pero especialmente de fidelidad y compromiso con el Señor en la Iglesia y especialmente de construir Familia de Dios.

Bendecimos a Dios por este Aniversario de los 28 años en los que hemos dado a conocer su Reinado de Misericordia.! Gracias infinitas Dios Padre Bueno,  porque es Eterna Tu Misericordia!.