En Pentecostés 2018, pedimos la fuerza del Espíritu Santo vivir la santidad

En Pentecostés 2018, pedimos  la fuerza del Espíritu Santo vivir la santidad

Este año como Familia Espiritual, nos unimos finalizando la Pascua para pedir la presencia del Espíritu Santo preparando Pentecostés en las diferentes sedes de nuestra obra  donde estuvimos reflexionando en  la nueva exhortación del Papa Francisco “Gaudete et exsultate” que nos invita a profundizar en uno de los rasgos más esenciales de Dios: su santidad; aprovechando el subsidio que nuestro asesor espiritual el padre Ricardo Giraldo preparó con el título : “ Pedimos la fuerza del Espíritu Santo para que sea posible la santidad”

Durante los días de la Novena reflexionamos en la santidad según el Espíritu de las bienaventuranzas, y meditamos que era necesario pedir la fuerza del Divino Paráclito en medio de un mundo que rechaza los principios y valores cristianos, para construir un camino de Misericordia: “de una Nueva Cultura de Misericordia”, porque Dios nos quiere santos, y en el sermón de las bienaventuranzas, se  dibuja el rostro del Maestro, que estamos llamados a transparentar en lo cotidiano de nuestras vidas. (GE 63).

Con este espíritu de las bienaventuranzas como comunidad Casa de la Misericordia nos unimos a celebrar la Vigilia de Pentecostés acompañando algunas parroquias:

En Bucaramanga, la Casa de la Misericordia acompañó  la Vigilia de Pentecostés en la Parroquia la Inmaculada Concepción, junto al padre César Capacho, toda su comunidad parroquial, el equipo de misioneros de la Obra y el ministerio de danza. En este templo parroquial, nuestra obra empezara a vivir  la espiritualidad de la misericordia, el Camino diario de oración personal y los procesos ordenados con cada uno de los agentes de pastoral y la comunidad en general.

En Bogotá nuestra comunidad, con los misioneros que hacen presencia en la sede Cristo Te Sana, y los servidores, acompañaron la Vigilia de Pentecostés en la parroquia San Pedro Apóstol junto al padre Edgar Alarcón.

En la sede María de Nazareth de Ibagué, nuestros hermanos servidores junto a los misioneros y la comunidad, celebraron la Vigilia de pentecostés con una noche de predicación y adoración al Santísimo, acompañados por el padre  Jhon Capera.

En Medellín los misioneros y servidores de la sede Santa Faustina vivieron la Vigilia de Pentecostés con una Jornada de adoración, predicación y alabanza, con la compañía de nuestros Pastores, unidos al Año Jubilar de  la Arquidiócesis de Medellín con motivo de los 150 años de creación, Caminando con Cristo, en el  Centro de Eventos la Macarena.

En  Honduras Mariano Moncada, junto a los misioneros y hermanos vivieron esta gran Vigilia de Pentecostés pidiendo la efusión del Espíritu Santo.

Gracias Espíritu Santo por ser el alma de nuestra Iglesia y  ayudarnos a seguir siendo testigos del Señor resucitado !, por ayudarnos a preparar y a vivir la Vigilia de Pentecostés, por seguir animando nuestra experiencia de fe, de comunidad y de misión con su presencia dándole un nuevo impulso y la fuerza para perseverar y trabajar en comunión.

 

-