Bendición de Monseñor Carlos Germán Mesa Ruíz a la Casa de la Misericordia Finca San Juan Pablo II en San Gil.

Bendición de Monseñor Carlos Germán Mesa Ruíz a  la Casa de la Misericordia Finca San Juan Pablo II en San Gil.

El pasado 24 de marzo Monseñor Carlos Germán Mesa Ruíz, obispo de la diócesis de San Gil y socorro  dió su bendición a la  labor de la obra,  con la Casa de la Misericordia Finca San Juan Pablo II  y a la  misión que nuestros misioneros realizan en las tierras de Santander .

Durante la homilía de esta celebración, Monseñor Ruíz quien presidio junto a los sacerdotes Juan Carlos e Isidro,  agradeció el acompañamiento de la Casa de la Misericordia a jóvenes y adultos que han caído en la adicción a las drogas, la pornografía, ludopatía y alcoholismo, mediante procesos de escucha y acompañamiento psicológico y espiritual, liderada por el  padre Jorge Gallo, misionero de nuestra comunidad y al equipo de misioneros Peter, Reinaldo, Rayder y Beto,  quienes vienen realizando una gran misión en la vereda el Morro del municipio del Valle de San José.

Durante esta visita y celebración Monseñor Carlos Germán Mesa Ruíz dijo: “ El crecimiento en la fe y en  el amor, enraizados en la misericordia es un crecimiento que Dios quiere para beneficio de todos. Muchas gracias y una bendición especialísima para esta Casa y para  todos los proyectos y la pastoral que se realice a nivel de  la  Iglesia en Colombia,   pero que también se traduce aquí en los trabajos y esfuerzos que se hacen para sacar los mayores frutos. Que sea así, porque así Dios lo quiere. Hablar de la Casa de la Misericordia es una responsabilidad muy grande, porque están representando a Dios que es Misericordioso. El Papa al final del Año de la Misericordia también saco una carta apostólica llamada “ Misericordia et  Misera”, las dos realidades una divina y la otra humana. La misericordia de Dios y la miseria humana, personificada en la mujer adúltera. Como todo el mundo quería condenarla, y dijo Cristo al final nadie te condena, vete en paz y no vuelvas a pecar”.

Hermosa reflexión de nuestro pastor que deja en el corazón de esta gran familia espiritual que con alegría recibe este Momento de gracia e impulso brindado como lo dijo Miguel Fernández coordinador  Nacional  de Pastoral de la obra, un motivo más para  seguir  llevando el consuelo de Dios  y el bálsamo de Su misericordia a estos hermanos en esta misión en Santander .

Durante esta visita y bendición de nuestro pastor Monseñor Germán Mesa Ruíz  en un momento fraterno degustó  nuestro café “Misericordia Coffe”, con el cual se apoya este proceso de acompañamiento y desintoxicación de la Casa de la Misericordia Finca San Juan Pablo II en San Gil.