“Anunciando el Evangelio de la Misericordia en las periferias de la Ciudad Bonita”

“Anunciando el Evangelio de la Misericordia en las periferias de la Ciudad Bonita”
Con gran gozo en el corazón y con la certeza de saber que El Señor respalda  Su Obra, nuestra comunidad avanza en el proceso de impregnar con la Misericordia de Dios los diversos ambientes que componen nuestra sociedad y en los cuales se hace necesario la Presencia de Jesús.

El día martes 21 de Julio, se vive la experiencia de evangelizar a los jóvenes, alrededor de 600 muchachos(as) del Colegio Luis Carlos Galán de Piedecuesta, escucharon el mensaje de la Palabra de Dios, motivándolos a descubrir su verdadera identidad que como hijos e hijas de Dios todos tenemos.

Es así como en el pasado 30  de Julio se adelantaron acciones pastorales con la Policía Nacional , compartiendo con ellos la Palabra de Dios y acercando sus corazones y sus familias al Corazón de Jesús con una jornada de adoración y camino diario de oración personal, contando con el acompañamiento espiritual de nuestro sacerdote asesor el padre José Guillermo Uribe.

“Mi casa es casa de oración” (San Lucas 17, 46), este es nuestro proyecto misionero que cada vez cobra más fuerza en nuestra Arquidiócesis de Bucaramanga y que nos permite acercarnos a las realidades de nuestros socios misioneros, escuchando sus intenciones de oración, para sumergirlas en el corazón de Jesús, vivir con sus familias, vecinos y amigos el encuentro con Jesucristo a través de la Palabra con el Camino diario de oración personal.

El equipo de misioneros – servidores de nuestra comunidad, se acercaron a uno de los sectores más vulnerables de la ciudad para llevar el Evangelio y la alegría a las familias visitadas.

La Palabra de Dios y nuestro manual del misionero llega a las empresas, “Cybertel” es una de ellas, que ha querido asumir el proceso de evangelización e impregnar a sus empleados de la espiritualidad de la Misericordia, con un proceso continuado de oración a través del Seminario de Vida en la Misericordia queremos llegar al corazón de cada uno de sus integrantes para que desde esta realidad tengan un encuentro con Jesús.

Que El Señor siga bendiciendo la acción pastoral y misionera de nuestra comunidad en esta pequeña porción del Pueblo de Dios…