“No tengo tiempo para orar, pues trabajo”

“No tengo tiempo para orar, pues trabajo”
Puede ser la respuesta de muchas personas que en su diario quehacer no encuentran un espacio para el diálogo con el Señor, es decir, para orar y es ahí, donde nosotros podemos decir: “Le tengo la solución”: El Camino Diario de Oración Personal


“EL QUE PRACTICA MISERICORDIA QUE LO HAGA CON ALEGRÍA” (ROM 12,8)

“EL QUE PRACTICA MISERICORDIA QUE LO HAGA CON ALEGRÍA” (ROM 12,8)
Y es que, es la alegría, la expresión más elocuente del encontrarse los hermanos. Esto es lo que se vive en cada encuentro en las casas de nuestra Familia de Socios Misioneros de La Misericordia, un derroche de bondad, sencillez y fraternidad al recibirnos para compartir la enseñanza de La Palabra a través del Camino Diario de Oración Personal.


LOS JÓVENES DIJERON SI

LOS JÓVENES DIJERON SI
Seguimos dando respuesta a la estrategia de Misión: “Misión a las periferias, Unidos podemos mas”, la cual estamos desarrollando todos los domingos junto a la Comunidad de la Hermanas Salesianas, en particular la Hna Gloria y Karen dos religiosas jóvenes que nos están enseñando mucho sobre el actuar del misionero en estos lugares de tanta necesidad de Dios.


CON JESUCRISTO NACE Y RENACE LA ESPERANZA

CON JESUCRISTO NACE Y RENACE LA ESPERANZA
Creemos que esta frase del Papa Francisco sobre la generosidad: “La generosidad brinda paz, alegría y nutre el espíritu, tanto el propio como el de los demás”  nos permitió el Señor vivirla y hacerla vida en el centenar de personas que se dieron cita a esta nuestra primera vigilia del Año Santo, aquí en nuestra Sede.


“NUESTRAS DEUDAS DE AMOR”

“NUESTRAS DEUDAS DE AMOR”
Con una muy buena participación de la comunidad de servidores, socios y personas que han asistido a consejerías pudimos, en la gracia del Señor, ofrecer en el marco del Miércoles de Ceniza el Retiro de Preparación a La Cuaresma “Nuestras deudas de Amor”.


Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989