Wacom III, un Congreso lleno de Santidad

El: Jueves, 21 Agosto 2014. Publicado en: 3 Congreso Mundial Misericordia, General

reliquiasfaustina

El Tercer Congreso Apostólico Mundial de la Misericordia en Colombia estuvo lleno de santidad. La realización de Wacom III contó con la presencia de más de 10 reliquias de santos de nuestra Iglesia Católica y la de tres  Beatos : La reliquia de Santa Faustina Kowalska, la de San Juan Pablo II, la reliquia del Santo Cura de Ars, así como la de los  beatos Miguel Sopocko confesor de Santa Faustina, la de los beatos Francisco y Jacinta de Fátima, y la de San Juan Bosco, entre otras.

Momentos de gracia y bendición acompañaron esta experiencia de fe y de misericordia que se tomó nuestro país durante estos días, en la que no podían faltar también las reliquias de Santos Latinoamericanos como la del padre Alberto Hurtado santo de Chile, sacerdote jesuita que orientó su trabajo pastoral siempre en beneficio de los más pobres con su sello de solidaridad y entrega a los demás, que lo llevó a convertirse en el segundo Santo chileno; y las reliquias de Madre Laura, Santa colombiana cuya fiesta celebraremos el 21 de octubre próximo y quien llegó a la santidad porque fue un ejemplo de evangelización primero como maestra y luego como madre espiritual de los indígenas en Colombia, a los que les enseñó la esperanza, acogiéndolos con ese amor aprendido de Dios y llegando a ellos con una eficaz pedagogía de respetar su cultura y tradiciones.

Durante todo el Congreso las reliquias estuvieron expuestas para la veneración de los peregrinos provenientes de diferentes continentes y de los colombianos presentes, quienes tuvieron la oportunidad de orar frente a los restos del cuerpo o de alguna vestimenta de estos santos que vivieron con autenticidad el mensaje evangélico y se jugaron la vida de manera heroica por construir el Reino de Dios en el momento histórico que les toco vivir.

En el Tercer dia del Congreso hubo un momento de procesión con las reliquias durante y luego fueron expuestas para la veneración de todos los peregrinos durante las laudes que estuvo a cargo de Monseñor Julio Hernando García Pelaez .

La veneración a las reliquias comenzó a darse muy fuertemente con el culto de los mártires, durante el periodo de las persecuciones, en las catacumbas. Las catacumbas eran cementerios donde enterraban a los cristianos. En ese lugar se sentían más protegidos para celebrar la Eucaristía y también allí guardaban, celosamente, para la veneración de los fieles las reliquias de aquellos que habían sido martirizados. Esta veneración de los restos se fue ampliando en la Iglesia a todos los que de, una manera u otra se les considera "santos".

Por: Neila Marin C.S.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989